HORÓSCOPO ESPECIAL

EQUINOCCIO DE PRIMAVERA / OTOÑO

Horóscopos Equinoccio 2021

Aries de Sol o Ascendente

 

Hablemos del líder nato que eres; de lo que naciste para ser y hacer… de ese “lugar” que mereces y que tienes que forjarte tú.

El Sol entró a tu signo el sábado 20 de marzo marcando un nuevo año astrológico en general; un renacimiento a nivel colectivo, pero especialmente importante para ti, así que, tenemos que mencionar algo clave: un propósito en específico; sí ya lo tienes claro, ¿qué propósito empieza a subir de nivel? Quiero algo y voy por eso. Son tres meses para convencer y convencerte de lo que eres capaz y de lo que puedes llegar no solamente a hacer, también a ser. Tres meses para “influir” sobre los demás … la admiración y el respeto es algo que se gana y quien se dedica a algo con pasión es quien obtiene recompensas mucho más satisfactorias.

Antes de adentrarnos en fechas, periodos, eventos y alineaciones importantes te pregunto lo siguiente: ¿acaso sabes lo qué quieres en verdad? Sumérgete en tus pensamientos y cuestiónate qué tan honestx eres contigo mismx y desde dónde te relacionas con la gente en general. Aquí estamos hablando de lo que en verdad quieres, no de lo que crees querer, que es diferente.
Lo que pasa aquí es que, en el momento en el que el Sol entró a tu signo todavía teníamos una concentración de energía fuerte en Piscis, por la presencia de Mercurio, Venus y Neptuno en este signo y esta energía pide una pausa o un reseteo si hay algo que no está del todo claro o definido, ya que las energías de Piscis tienden a confundir, soñar, victimizarse, escapar de la realidad o fantasear con lo que será, no con lo qué es.


¿En qué estás ocupando tu energía mental? Si hay un exceso de lo que sea, algo está desatendido por otro lado. Algo así como: me “ocupo” full en esto para no lidiar con esto otro. ¿Se entiende? Y nada puede iniciar si no se atiende lo incompleto, no resuelto o eludido… Son los ecos del pasado los que podrían llevarte a cortar con algo de el o a repetir algo de el.

Por otro lado, como parte de esta carta (el Sol entrando a Aries) Mercurio estará en tensión a tu regente Marte que ya está en Géminis desde principios de marzo y es hasta el 23 de abril que sale para entrar a Cáncer (donde el enfoque estará en la familia, la estabilidad y tu mundo emocional) para quedarse hasta la segunda semana de junio. ¿Qué quiere decir esto? Que la energía de Géminis es importante para ti en este periodo (de aquí a finales de abril) y, ¿de qué va? De DEFINIR, compartir y lo más importante: usar tu sentido común, aunque muchas veces el menos común de todos los sentidos. Si te pregunté desde dónde te estás relacionando, aquí también entra otra pregunta, qué estás compartiendo y qué no estás compartiendo… y también qué es lo que estás diciendo y qué no estás diciendo. Hay cosas que se comparten y otras que simplemente no y, lo mismos pasa con lo que decimos; hay cosas que se tienen que decir y otras que no.  Lo que te quiero explicar es que si no tienes claro qué quieres y qué es tuyo pueden surgir conflictos en tus relaciones en general causadas por problemas de comunicación, claridad, metas y/o planes conjuntos, y/o puntos de vista o ideales en común.

Para ser, también hay que dejar ser. La energía de Marte en Géminis te puede llevar a dos cosas a ser asertivx en tus pensamientos, palabras y acciones o a actuar por impulso y asertividad no es hacer y/o decir algo que esté “bien o mal” – Es defender sin imponer lo tuyo.

Venus también llega a tu signo el domingo 21 de marzo iniciando un nuevo ciclo en cuestiones de dinero y relaciones, aprovecha su energía y la de tu Luna Nueva (que será el 11 de abril) para de aquí a que termine abril definir qué si y qué no … qué podría ser negociable en tu vida y qué no. Si algo no te gusta, no hagas que “a fuerza” te guste y viceversa. A finales de marzo, tenemos la Luna Llena en Libra que se da en oposición a Quirón ... relaciones o sociedades que vengan "tambaleándose" deben ser cuestionadas; es decir, si vale la pena continuar o no.

Tauro de Sol o Ascendente

Cuando “diluimos” las barreras creadas por miedos y sentimientos de culpa logramos distinguir cuáles son esas viejas limitaciones que nos impiden seguir el camino que queremos seguir.

 

El sábado 20 de marzo el Sol entró a Aries marcando el nuevo año astrológico, un reseteo con vigencia de tres meses que va del 20 de marzo al 20 de junio; así que, este es un horóscopo especial, una mini guía para aprovechar al máximo la energía disponible que hay para ti en este periodo. Te cuento de qué va… 

 

Primero, el Sol en Aries pide que le pierdas el miedo a lo que sea que le tengas miedo y que distingas qué es lo que te impide dar un paso hacia adelante, ya que Aries es el signo que está detrás tuyo y por ende representa un periodo de limpieza, descanso, asimilación y purificación que te está preparando para tu temporada.

La energía del Sol en Aries no solamente la puedes aprovechar para lo que te mencioné más arriba, también la puedes utilizar a tu favor para empezar a planear y/o trabajar en algo importante, recargar energía y trabajar en ti o en algo tuyo “en silencio”. Para muchos, esta energía es sumamente favorable para salirse de un lugar o situación que ya no tiene cabida y/o cuestionarse su verdadera vocación, no profesión… Eso que verdaderamente llena, pero asusta. Como es un reseteo, aquí también podríamos hablar de volver a empezar “a pesar de”. El Sol en Aries más tu regente Venus entre finales de marzo y mediados de abril te invitan a trabajar en algo que se llama confianza propia: a pesar de lo vivido o carente, siempre se puede volver a empezar, volver más fuerte o hacer algo en esta ocasión de mejor manera. Si hay algo que definitivamente te podría impulsar es tu manera de pensar… ver las cosas desde otro punto de vista; a veces empezamos algo creyendo que sabremos cómo nos irá o dónde terminaremos y terminamos en un lugar completamente distinto, no sé si mejor o peor, pero sí donde tenemos que. ¿Por qué te estoy mencionando esto? Por un lado, porque Urano está en tu signo y durante el equinoccio formó un sextil con Mercurio, el planeta de la mente racional, pero… Mercurio en Piscis no es racional y Urano menos: think out of the box. Esta energía también despierta tu parte creativa. Quienes no crean que no son creativos, simplemente piensen cuánto la mente puede llegar a imaginar y ahí tendrán una respuesta. Esta alineación también es favorable para entrar y/o salir de nuevos grupos, conocer gente nueva y aprender algo que te llame mucho la atención. También es favorable para todo tipo de comunicaciones o proyectos online. Usa las redes sociales a tu favor y podrás llevarte una sorpresa, también conectar con gente nueva por medio de personas que ya conoces. 


Por otro lado, durante este periodo trata de prestarle la máxima atención a tu comportamiento, ya que es así como nos damos cuenta de cómo operamos inconscientemente. Registra qué es lo que piensas y sientes en silencio y qué es lo que te “molesta” o “irrita” de los demás, ya que todas nuestras relaciones son un mero reflejo de nosotros mismos. Lo que nos gusta y nos disgusta del otro también está en nosotros. Esto te lo estoy mencionando porque a finales de marzo tenemos la Luna Llena de Libra y a mediados de abril la Luna Nueva de Aries. Ambas Lunas se dan en conjunción a tu regente Venus; la Luna Llena de Aries trae a la mesa temas de trabajo, dinero, salud y personas con las que trabajas y/o colaboras y la Luna Nueva de Aries te empieza a preparar para el final de un ciclo que para ti inicia entre la tercer semana de abril y mediados de mayo. 

 

Si lo piensas, hable de “cosas” con las que tenemos una relación… y aquí está el foco para ti. Este es el tiempo en dónde te cuestionas, respondes honestamente y ajustas lo que tengas que… tu relación con el dinero, tu relación con las personas con las que trabajas, etc.
Es la manera de relacionarte en general la que debe ser transformada para poder subir de nivel, un escalón más arriba. Venus te pregunta desde dónde y cómo te estás relacionando… Este planeta te hará ver lo que sí tiene valor y lo que no tiene valor. 

 

Situaciones que no son del todo claras, secretos, pensamientos reprimidos, y “deudas” kármicas se van a manifestar durante este periodo para que veas con claridad qué se viene contigo y qué no. Como Aries es el signo que está detrás de ti, es energía de todo lo que no se ve; así que, todo lo que no habías visto y/o querido ver empieza a moverse muy dentro de ti. Si hay algo que estará sumamente activo es tu intuición. Al principio de esta temporada puede haber confusión o indecisión; cuando uno no sabe exactamente qué hacer, es mejor no hacer nada.

Géminis de Sol o Ascendente

Un ideal es una idea que se ajusta a algo “perfecto” y en términos más filosóficos, sería un estado inalcanzable pero que se aproxima. En parte, eso significa la energía del Equinoccio para ti: cuestionarte qué ideales tienes en tu vida y para tu vida en general y encontrar la manera de volverlos objetivos que te vayan acercando a metas alcanzables. 

 

Lo que hace un Equinoccio es abrir un portal, el primero del año ya que la entrada del Sol a Aries (Equinoccio) representa el Nuevo Año Astrológico y su energía tiene una vigencia de tres meses. En este periodo hay un despertar, un renacimiento, un nuevo comienzo o un reseteo energético que para ti Géminis tiene que ver con lo que te mencioné al principio y con otras cosas que te voy a explicar; pero, es importante que sepas que es algo en lo que trabajamos tres meses para que se de, no algo que sucede mágicamente de la noche a la mañana. 

 

Como aquí estamos hablando de Astrología Evolutiva, es usar la energía disponible a nuestro favor… Así que primero hay que entenderle a lo que representa la energía de Aries para ti, porque es aquí en donde el Alma busca este reseteo. Cuestiónate de quién te rodeas y de qué tipo de gente te gustaría rodearte, qué cualidades tienen esas personas que tú digas “yo quiero ser así o yo quiero tener eso”, “admiro a esta personal por tal cosa…” Son estos tipos de cuestionamientos los que te hacen ver la diferencia entre lo que es un ideal y una meta, ¿se entiende? A veces “soñamos” con aquello que creemos que nos hará felices, envidiamos al otro por lo que nosotros no tenemos y queremos o creemos que queremos y otras veces queremos algo que posiblemente no sea del todo imposible, pero para todo hay un tiempo. Te preguntarás quizá porqué te estoy diciendo esto y la cosa es que Aries es una energía para ti que primero debe aterrizarse en su realidad (hoy), y en base a ella, empezar a discernir que no es viable, que sí es viable y que podría ser viable eventualmente… Cuando nos enfocamos en lo que está disponible hoy mientras definimos qué queremos para mañana nos vamos acercando a eso, ¿se entiende? Y esto parte de saber qué es lo que se quiere, quién es cada quién y qué espera de la vida. Este equinoccio viene a eso, a cuestionarte tu lugar en el mundo, a que digas “yo soy este y pertenezco o quiero pertenecer a tal lugar”.
 

Definitivamente todo parte de una visión pero para saber en dónde pertenece cada quién primero tiene que saber quién es y es algo que estará muy presente en este periodo; especialmente con las Lunas que tendremos en Libra y Aries entre finales de marzo y finales de abril; donde tienes la oportunidad de salirte de un lugar (real, mental o emocional) y enfocarte más en ti… en tus sueños, metas y objetivos pero, una vez más, sabemos que soñar no cuesta, pero las expectativas sí y salen caras… por eso insisto en objetivos, no en ideales. 

 

Para lo que sí es ideal es para empezarte a rodear de gente que te eleve, que tenga algo que aportarte, que comparta los mismos puntos de vista que tú o que tenga algo que enseñarte o mostrarte; a través de gente nueva (o que ya conoces pero has perdido contacto) te puedes abrir muchos caminos, ya sea para formar proyectos, amistades nuevas o unirte a actividades que tal vez ni sabías que te gustaban y que de ahí salga una que otra sorpresa. 

 

De principios de abril a la tercer semana del mes explota tus contactos y sal de lo mismo de siempre, rétate a lo diferente y socializa más, ya que a partir de la tercer semana de abril y hasta los primeros días de mayo estarás cuestionándote qué hay que dejar atrás porque ya incomoda y qué es lo que te quieres llevar a tu temporada, que será a partir de la tercer semana de mayo pero, como tu regente Mercurio y Venus llegan a tu signo desde principios de mayo algo se empieza a mover y vas a tener que definir; usa este tiempo que te estoy mencionando (la tercer y última semana de abril) para cerrar los ciclos que sean necesarios.

 

Por último, algo que me parece relevante también es preguntarte si tienes claro lo que crees que es tu proyecto de vida pues, si me has venido leyendo, te he estado hablando bastante de la visita del Nodo Norte en tu signo desde mayo del 2020 y hasta

enero del 2022; una visita que se da a cada 18 años y por ende es sumamente relevante y, a finales de mayo y la segunda semana de junio tenemos dos eclipses en tu signo. El primero es el Eclipse Lunar de Sagitario y el segundo es el Eclipse de Sol en tu

signo el 10 de junio; estos dos eclipses dan el inicio o final de una relación o sociedad importante y/o traen continuación de eventos o situaciones que viviste entre mayo y julio, noviembre y diciembre del 2020. 

 

Si hay algo en lo que definitivamente puedes trabajar en este tiempo es en tu manera de expresarte y comunicarte. Recuerda que toda acción y manifestación parte del pensamiento, toda buena negociación del diálogo y toda buena relación tiene comunicación honesta. 

Cáncer de Sol o Ascendente

Un pionero es alguien que inicia algo determinado, alguien que está experimentando algo que, aunque no conozca el método exacto que garantice el éxito, o desconozca el resultado final, es el primero en… algo así como: alguien que no sabe cómo lo está haciendo ni qué obtendrá pero por lo menos sabe que lo intentará y por ende algo saldrá. 

 

Esto que te estoy explicando es lo que representa el Equinoccio para ti, la llegada del Sol a Aries, que fue este sábado 20 de

marzo y con energía vigente hasta el día que el Sol entre a tu signo, el 20 de junio. 

 

Durante cada año tenemos fechas claves en donde se abren portales, los principales son los eclipses y la entrada del Sol a los puntos cardinales, que son los que marcan las cuatro temporadas del año; así que, ¿qué tenemos aquí? Doble portal para ti

por que, primero lo hizo el Sol y el segundo será cuando empiece tu temporada. Aquí tenemos seis meses de reseteos, inicios y nuevos comienzos… pero por ahora nos vamos a enfocar en el primer portal, que es el equinoccio de primavera/otoño y el Nuevo Año Astrológico. 

 

Aries simboliza para ti aquello que quieres alcanzar, aquello que para ti representa el éxito (o la felicidad) y estos dos términos son subjetivos, pues el éxito y lo que nos hace felices es distinto para cada quien. Pero, Aries para ti es una energía que empieza sabiendo lo que va a empezar, por es es un pionero: inicia algo determinado, ¿se entiende? 

 

Ahora, Aries tiene un planeta regente que es Marte, quien llegó a Géminis, el signo que está detrás de ti a principios de marzo y el 23 de abril llega a tu signo. Si estás leyendo esto ahorita cuestiónate qué empezó a volverse confuso a partir de este periodo, qué situaciones empezaron a no ser del todo claras y qué miedos o actitudes irracionales pueden estarte susurrando, inmovilizando o diciéndote algo. Marte en Géminis despierta la intuición y las ganas pero también bloquea a nivel acción: sabemos que tenemos que hacer algo, pero no sabemos cómo. y esa es también la cuestión del Equinoccio para ti: no es qué hacer, es cómo le voy a hacer,

y esto, es diferente.
 

Aquí el punto es que identifiques qué forma parte más de tu imaginación que del mundo de verdad y también sugiere en dónde

o en qué podrías estar siendo un tanto naive; simplemente cuestiónate si hay riesgos que estás tomando sin calcular las consecuencias, ya que toda la energía que lanzas, retorna a ti.


Por otro lado, es un Marte que despierta en ti ya sea tu parte espiritual o tu lado más empático: ¿de qué forma puedes mejorar a los demás mientras tú te mejoras a ti? Otra vez, toda la energía que lanzas (consciente o inconscientemente), regresa a ti. Es un Marte que te está preparando para iniciar un nuevo ciclo de dos años a partir de finales de abril y posiblemente habrán decisiones (asertivas) que tomar o movimientos astutos que hacer entre finales de abril y mediados de junio, que es cuando tendremos el segundo Eclipse del año, que va a coincidir con cierres (de un capítulo o el libro), especialmente si son de situaciones que vengan entre abril y julio del año pasado, al igual que de noviembre o marzo de este.
 

 Más allá de “finales” lo que yo quiero explicarte es que el tránsito de Marte por Géminis es importante (marzo-abril) porque te está enseñando a “pelear”, dejarte de pelear contigo, y a definirte. El úlitmo eclipse en Géminis es un renacimiento de ti para el mundo, ¿cómo vas a querer ver qué te vean a partir de ahora? ¿por qué cualidades te gustaría ser admiradx y/o respetadx?
 

Este Equinoccio te pone en la mira y lo que tienes que tener claro es la imagen que le quieres dar a los demás. 

 

Por último, entre finales de marzo y mediados de abril tenemos Luna Llena en Libra y después la Luna Nueva de Aries que para ti activan temas de trabajo, tu reputación, el pasado (o los ecos de el), familiares y lo más importante: tener claro que el pasado no te define pero si te guía. 

Leo de Sol o Ascendente

El sábado 20 de marzo, el Sol (que es tu planeta regente) entró a Aries, dándole inició al Nuevo Año Astrológico y marcando un periodo de nuevos comienzos que para que se vean afuera o se manifiesten de manera externa, deben salir de adentro. ¿Se entiende? El Sol es nuestro Ego, pero también nuestra vitalidad… la estrella más grande del Sistema Solar es la que nos ilumina, es la que nos garantiza que todos los días hay vida, ¿cuándo hemos dudado que el Sol no va a salir mañana? Jamás. Los antiguos sí lo dudaban y por ende lo idolatraban, pero nosotros no. Hoy en día sabemos con certeza que el Sol mañana va a salir; nosotros quien sabe, pero el Sol sí. 

 

Te preguntarás por que te estoy diciendo esto y me pareció una buena manera de explicar lo que representa el Equinoccio para ti, lo que es la energía de Aries en tu carta y cómo viene esta temporada. 

 

Aries para ti representa en tu carta la apertura a lo nuevo, ¿cómo abrirte a lo nuevo? Es la cuestión aquí y más porque estamos hablando del nuevo año que a ti te invita a abrirte a experiencias que no tienen nada que ver con el origen que traes. ¿En dónde comienza todo? En el pensamiento, que astrológicamente está representado por Mercurio y quien el día del Equinoccio seguía en Piscis, junto a Neptuno y a Venus y esto nos habla de los miedos, traumas, complejos e inseguridades que tenemos que lograr identificar, para poder superar y trascender. ¿Se entiende? Así es como nos abrimos a lo nuevo, traspasando las barreras del miedo; esos miedos de los que tenemos que volvernos conscientes para usarlos a nuestro favor, no que ellos nos usen a nosotros.

 

Entonces, ¿de qué va la energía de Aries y cómo usarla para abrirte a lo nuevo? Que es la propuesta del Equinoccio para ti: empezando por lo que te dije más arriba, ya que es así como nos liberamos de nosotros mismos y nos vamos conociendo cada vez más a nosotros mismos. Es a través de la confianza propia que te propones nuevos retos, te retas a ti mismx y empiezas a conectar desde un lugar no se si nuevo, pero sí diferente; lo que sí está disponible para ti son nuevas amistades, grupos a los cuales afiliarte para empezarte a identificar con cosas que te muestren nuevos mundos, caminos y/o puntos de vista… También es a través de otras personas que puedes empezar a planear proyectos nuevos e inspirarte desde lo que otros han logrado, están logrando o quieren lograr … El entusiasmo es un don, porque es contagioso, rodéate de gente que te inspire y te entusiasme a… así es como puedes empezar a planear tu año. PLANEAR es palabra clave de Aries para ti. ¿Qué es lo que más te va a servir?
No ver a los demás como una “competencia” si no como personas con las que puedes formar alianzas - tú eres tú y de todo hay

para todos.

Este Equinoccio llega también a mostrarte “verdades” el tema aquí es, ¿qué es verdad y qué no es verdad? Tú qué entiendes por verdad … Se trata de un camino, de una búsqueda que te va acercando cada vez más con tú verdad y con un propósito muy específico.

Por último, estos tres meses también traen a la mesa temas que involucren firmas importantes y hay un dicho que dice que la 
tinta es más espesa que la sangre. Fíjate bien qué firmas, que acuerdas y qué negocias. También en quién confías y en qué 
inviertes tus palabras, dinero y emociones. 

Virgo de Sol o Ascendente

¿Será que lo que amamos es un reflejo de nosotros mismos? 

Nuestra identidad como personas se va definiendo con el tiempo, con las experiencias que vamos viviendo, con las elecciones que vamos haciendo (no hacer, es también una manera de hacer) y, lo que considero más importante: nos define lo que valoramos. 

 

Somos muchos los que tenemos miedo a tomar decisiones cuando sabemos que tenemos que porque tenemos miedo a equivocarnos; pero, ¿qué pasa cuando por miedo a equivocarnos dejamos de hacer? Tarde que temprano todo nos alcanza. Ahora, ¿qué pasaría si hiciéramos lo que sentimos que tenemos que hacer o hacemos lo que sabemos que debemos de hacer, todavía con miedo pero sin temor a equivocarnos ya? Hay algo que yo siempre digo que siempre se puede volver a elegir. 

 

Te preguntarás por qué te estoy diciendo esto y, más importante, ¿qué tiene que ver esto con el Equinoccio? Pues que, la energía de Aries es para ti una zona donde hay miedos, pero también fascinación… Algo así como me gusta, pero me asusta y, generalmente lo que nos asusta es porque ya lo conocemos, no nos gustó y no lo queremos repetir o, nos asusta porque es desconocido pero todo lo prohibido, desconocido y misterioso siempre atrae. Y esto es Aries para ti, este terreno que te llama pero no te atreves a entrar. ¿Se entiende? Ahí es donde se guarda lo que no nos gusta, lo que alguna vez nos traumó, nuestros miedos e inseguridades pero también nuestros deseos más profundos… Esos que no le decimos a nadie o por lo menos no a cualquiera. 

 

El equinoccio de Aries tiene una duración energética de tres meses muy al modo de Escorpio, porque Aries es tu casa VIII, el terreno de Escorpio; al que no cualquiera se atreve a entrar. Entonces, ¿de qué va todo esto? Primero, el Equinoccio no solamente es el Nuevo Año Astrológico, es también un reseteo a nivel del Alma… de todo aquello que está guardado en el inconsciente: miedos, traumas, complejos, memorias, etc.; sean de hace dos meses, dos años o dos vidas… Ahí se va guardando todo y, por los próximos tres meses, está la oportunidad de qué trabajes en todo lo que estoy mencionado (eso que sabes tú, pero no los demás). Las estrellas no lo van a hacer por ti, pero posiblemente si traigan a tu vida temas o situaciones que te hagan enfrentarte con todo esto que te estoy mencionando con el único propósito de renacer como el Ave Fénix, la criatura de Escorpio. 

 

Ahora, aquí hay un par de “trampas” - Quien no cree en sus talentos, jamás los mostrará; quien no cree en sí mismo, los otros no creerán por ti en ti y quien no se valora a si mismo, los demás o no lo harán o lo harán por las razones equivocadas… las superficiales y, ¿qué pasa con la energía de la casa VIII? No le gusta lo falso ni lo superficial, por eso empecé este horóscopo especial con la pregunta del reflejo. 

 

Este Equinoccio viene a quitarte ciertas vendas de los ojos, poco a poco…pero es algo que tendrás que ver, afrontar y superar; no victimizarte, esconderte o autoengañarte… superar para trascender y evolucionar porque Aries para ti es regeneración en todos los sentidos. Y, el tema con la carta del Equinoccio es que el día que el Sol entró a Aries, Mercurio, Venus y Neptuno estaban en Piscis, tu signo opuesto que representa tu zona de parejas, gente cercana a ti, firmas y acuerdos importantes y psicológicamente hablando, proyecciones. ¿Qué tanto proyectamos e idealizamos a los demás? Este es un tema complejo porque conforme esta energía se vaya deshaciendo irás viendo cada vez más claro qué se idealizó o qué no lograste ver o definir. 

El Equinoccio te jala a ti, Virgo a dejar de “ver en dónde está la falla” y meterte muy dentro de ti para empezar a tener relaciones reales, ya que la energía de Aries para ti es de fusión, no de ilusión. 

Libra de Sol o Ascendente

El Equinoccio del sábado se dio con la entrada del Sol a Aries, marcando un nuevo año astrológico y este a nivel del Alma, habla

de un reseteo… de un comienzo o de un nuevo comienzo dentro de lo mismo pero ya desde un mejor lugar. A mediados de abril

vamos a tener también en Aries, la Luna Nueva de este signo y antes de eso, a finales de marzo, tu Luna Llena.

 

Primero que nada, vamos a viajar en el tiempo… ¿qué inició o cambio alrededor de octubre del 2020? que fue cuando tuvimos

tu Luna Nueva y para algunos iba a ser un inicio de un nuevo capítulo y para otros el inicio del final de uno… Si este es el caso, es alrededor de estas fechas que empiezas a realizar qué tan asertivas fueron ciertas decisiones que tomaste cerca de tu Luna Nueva y algo más importante, durante todo el periodo que Marte estuvo retrógrado en Aries, entre septiembre y noviembre del año pasado pero, como todo planeta retrógrado tiene tres fases la preretrógrada, la retrógrada y la postretrógrada, aquí tendríamos que abarcar el paso de Marte por sus tres fases: de finales de julio del 2020 a principios de este año. 

 

Todas estas fechas que te estoy dando es para que hagas memoria de lo que fue para ti relevante durante estos periodos, ya que es en estos temas en donde hay un cierre que podría ser definitivo o un reinicio; pero, como dije más arriba… con la oportunidad ya desde un mejor lugar y eso parte de algo clave llamado honestidad.
El tema aquí es que, como te decía, tu Luna Llena, que será a finales del mes se da en oposición exacta a Quirón y, este asteroide muchas veces nos “detiene” por miedo, dolor o esta sensación que todos hemos experimentado que se llama falla; la de fallarnos a nosotros mismos, la de fallarle a alguien más o la de “no” porque no le quiero y/o puedo fallar. ¿Se entiende? Y claro que también entra la otra parte - la sensación de que alguien te falló.

 

Con esto no estoy diciendo que algo tenga que terminar porque así lo dictan los astros ni tampoco estoy invitándote a… Lo que estoy haciendo es dando fechas clave para que 1) bucees en esas fechas 2) tomes nota de lo relevante y 3) te cuestiones que tan satisfecha estás con las decisiones y elecciones hechas y no hechas porque cuando Quirón se activa (cosa que va a pasar en

ambas Lunas) se presenta una sensación de falla, que está ligada al autoestima y, tu regente Venus es quien indica que tan sana es nuestra autoestima y qué es lo que nosotros más valoramos en la vida. Así que, lo puedes ver mas o menos así: quien valora lo que es, lo que tiene y lo que hace, tiene una autoestima sana y por ende es una persona asertiva (que es la clave del Equinoccio de Aries) y una persona asertiva es alguien que defiende su propio punto de vista sin querérselo imponer a fuerza a un otro y

también sin enojarse y/o frustrarse cuando las cosas no salen como uno quería y/o esperaba… asertividad es defender y responsabilizarte de todo lo que está en ti: lo que dices, lo que haces y lo que no también. ¿Se entiende?

 

Ahora, estas dos Lunas van a ser importantes porque lo que estará muy marcado es tu eje de relaciones… se cierran capítulos y

se abren otros; a veces, hasta con la misma persona. Si estás en pareja es hacerlo diferente para que se construya o reviva un sentimiento de valoración mutua; si no estás en pareja estás Lunas pueden atraer a alguien a tu vida a partir de mediados de abril, que es cuando se empieza a abrir un nuevo capítulo o, conectarte con una parte tuya mucho más real, auténtica y honesta y aquí si detectes en dónde crees que pueda estar la falla en cuánto a tu manera de relacionarte con los demás y a partir de ahí empieces a relacionarte no solamente desde la mejor versión de ti, también desde una parte más honesta y menos superficial. Lo que van a hacer Venus y Quirón en Aries es conectarte con algo que se llama vulnerabilidad. Así como todos somos iguales, también todos somos vulnerables.

 

Son estas Lunaciones las que también te pueden llevar a firmar o disolver contratos o acuerdos importantes y, lo que es más importante, desde el punto de vista psicológico, el Equinoccio, el tránsito de Venus por Aries y las Lunas que te menciono pueden llevarte a uniones, rompimientos, discusiones por tener diferentes puntos de vista, metas o planes con personas cercanas a ti y, que te des cuenta qué es lo que proyectas en los demás o al revés, como hay personas que se recargan en ti justamente por eso, porque les eres más un soporte. 

 

Escorpio de Sol o Ascendente

Desde el año pasado, la energía de Aries ha venido estando muy presente para ti ya que el tránsito del regente de Aries, que también es un uno de tus regentes, Marte, estuvo transitando por Aries más tiempo del que debería, ya que retrogradó de septiembre a noviembre pero, él estuvo en Aries desde finales de junio y hasta enero de este año y, ¿qué está pasando en Aries?

El sábado 20 de marzo, tuvimos el Nuevo Año Astrológico, que es la entrada del Sol a Aries; el primer portal de cuatro, que se 

abre del año; siendo el de Aries el más importante. Es aquí donde hay un reseteo energético.

Ahora, comencé recordándote los tiempos de Marte en Aries porque lo tengas presente o no, su energía te volvió más consciente

de todo lo que sí está en tu control: lo que haces con tu tiempo, la dedicación o empeño que le pones a tu trabajo, la relación que

tienes con tu cuerpo y la importancia que tiene no solamente la salud física, también la mental. Así como alimentamos nuestro cuerpo de lo que cada quien quiere, también alimentamos a la mente de pensamientos; pensamientos que muchas veces son inconscientes, es decir, ni cuenta nos damos de ciertas cosas que pensamos... así de compleja es la mente y así de "compleja" es la

energía de Aries para ti, porque de una manera u otra representa un "punto ciego"; así que, aquí podríamos deducir que de una manera u otra, gran parte del 2020 para ti trató de conectarte con tus propios puntos ciegos. Te estoy diciendo que Aries es lo

que sí está en nuestro control y que esto es complejo por esa misma razón; ¿cuántas veces queriendo perfeccionar algo o a nosotros mismos o, queriendo controlar algo o todo, las cosas no salen como pensabamos? O tal vez sí, pero no "disfrutamos" el proceso. Además, cuando le prestamos demasiada atención a algo, le restamos atención a otras cosas; cosas que alguna vez fueron importantes o que siguen siendo importantes, pero que se volvieron parte de este punto ciego, ¿se entiende? 

Esto que te estoy queriendo explicar me lleva a hablar de algo que me parece relevante para este equinoccio: lo que es verdaderamente importante. ¿Por qué? Por que lo único que podemos controlar es a qué darle importancia y a qué no darle importancia.  Todo lo demás no podemos y, como sabes, Urano está en Tauro, que es tu signo opuesto y él es el planeta que cambia todo lo que nosotros no queremos cambiar de nosotros mismos y también se presenta por medio de situaciones "extrañas", haciéndonos ver al final que hay patrones que todavía nos controlan. Durante este Equinoccio, Mercurio todavía estaba en Piscis, formando un sextil con Urano; esto es una invitación a hacerte "amigx" de Urano - de la incertidumbre y del pensamiento "dudoso" podríamos llamarle; date el permiso de preguntarte diferente y también de darle a los demás el beneficio de la duda. Esta alineación, pequeña pero potente, por los próximos tres meses te empieza a conectar cada vez más con la energía Uraniana que

es la de la autenticidad, la creatividad, el pensamiento libre y la comunicación honesta. Poco a poco, esta energía que ya se viene sintiendo  te está conectando con otro tipo de gente y si me has venido leyendo, te he hablado de la elección. Uno, que siempre podemos volver a elegir y dos, que cuando uno elige está siendo selectivo y Urano te está conectando con energía más selectiva. Saber elegir.

Por otro lado, Marte sigue en Géminis y el formó una conexión con la Luna y el Nodo Norte, y Géminis es tu zona de la transformación: aquí estamos hablando de la transformación del pensamiento y de que confíes más en ti para que puedas confiar también en los demás. Esta carga en Géminis habla de que por tres meses hay trabajo interno que hacer para poderte relacionar desde un mejor lugar ya que si hay algo que estará puesto a prueba es si estás dispuestx a invertir en algo importante (puede ser una inversión real o emocional) pero recuerda que el punto clave aquí es saber elegir, porque si hay algo que posiblemente haya o parezca que haya de más, son las opciones.

Por último, cuando se dio el Equinoccio había mucha carga energética en Piscis, que es tu zona del amor que empieza y de proyectos. Usa toda esta energía de imaginación no solamente para creer, también para crear pero ojo, no todo lo que brilla es 

oro.

Sagitario de Sol o Ascendente

El sábado 20 de marzo, el Sol entró a Aries, dándole inicio al Nuevo Año Astrológico. Es en Aries donde por los próximos tres meses tienes la oportunidad de resetear o comenzar algo; algo que empieza dentro de cada uno de nosotros. Y, antes de hablar de lo que simboliza la energía de Aries para ti, te cuento que durante este periodo que culmina el 20 de junio con la entrada del Sol a Cáncer, tendremos dos de los últimos eclipses del año en tu eje. El primero será el 26 de mayo, que es tu Luna Llena y el segundo será el 10 de junio, que es la Luna Nueva de Géminis y ambos eclipses activan tu zona de relaciones. Si me has venido leyendo, he hablado bastante de los Nodos del Karma; estos puntos matemáticos que nos meten y sacan de situaciones, personas, o lugares porque así tiene que ser, sea una entrada o una salida.

 

Si recuerdas, el 2020 cerró con un Eclipse de Sol en tu signo y esta temporada del Equinoccio (la entrada del Sol a Aries) nos conecta con situaciones de finales del 2020. Entonces, aquí hay que ir haciendo memoria para entenderle a estos dos eclipses. Tú eres Nodo Sur y Géminis es Nodo Norte; esto en parte nos indica que hay mucho trabajo que hacer de ti para ti para que tus relaciones tengan una mejor calidad. La energía de Géminis aprende y la de Sagitario comprende. Y aquí estamos hablando de relaciones en general. ¿Cuánto aprendes de tus relaciones y cuánto te comprendes a ti a través de ellas? Es a través de los otros que si tratamos de ser conscientes, nos conocemos mejor a nosotros mismos. Por otro lado, durante este Equinoccio, Marte ya estaba en Géminis y seguirá. El tránsito de Marte por Géminis comenzó a principios de marzo y termina a finales de abril; periodo que te puede llevar a tener ciertas discusiones con personas cercanas a ti, sobre todo si hay problemas de comunicación: de expresión y más importante de comprensión. Comprender a los otros es vital durante este periodo para evitar guerras innecesarias. Defiende tus ideas y puntos de vista sin querérselos imponer a un otro y también comprende que cada quien es libre de pensar lo que guste. El objetivo de cualquier relación es comprenderse y apoyarse mientras cada quien vive su propio proceso. Además, durante este Equinoccio la Luna también estaba en Géminis y muy cerca del Nodo Norte: esto es una invitación para comunicarte desde algo más real y sin “censura”; es decir, expresar lo que sientes y quieres, de manera asertiva; así es como se entiende la gente y como se solucionan los malentendidos y problemas y, la otra invitación de esta Luna que te estoy platicando es escuchar, verdaderamente aprender a escuchar a los demás. Quien tenga o no la “razón” da igual, porque esta es subjetiva. El punto es comprender. 

 

También durante este Equinoccio había una fuerte carga energética en el signo de Piscis, que es tu zona del pasado, de la familia, de estabilidad y tu mundo emocional. Cuestiónate qué tan orgullosx estás con tu yo del pasado, con tu pasado en general, qué relación tienes con tu familia y qué tan estable te sientes internamente. Si te asomarás dentro de ti, ¿qué es lo que encontrarías?

 

Ahora sí, moviéndonos al reseteo de Aries. La energía de este Equinoccio viene a conectarte con tu Yo más auténtico y real, con proyectos nuevos y con situaciones o experiencias nuevas donde serás tú quien deba tomar riesgos inteligentes que vengan del corazón, porque Aries es tu zona del corazón. Cuando decimos que algo nos “duele” generalmente decimos, “me duele el corazón”, “esto me rompió el corazón” y por otro lado, cuando no cabemos de felicidad, sentimos que este nos explota. Esa es la energía de Aries, lo que te hace vibrar en alta frecuencia y donde a mediados de abril tenemos una Luna Nueva, así que a partir de mediados de abril empieza un ciclo para ti donde lo ideal sería que te enfoques en crear algo que te haga sentir vivx, que sea por pasión y no por presión. Esta energía es también favorable para quienes buscan expandir familia o emprender algo.

 

Durante este periodo cuestiónate y respóndete qué es para ti la autonomía; porque nadie nunca termina de saber en dónde pertenece si no sabe quién es en realidad. 

Capricornio de Sol o Ascendente

El Sol llegó a Aries marcando el nuevo año astrológico, el primer portal del año que se abre y un reseteo a nivel del Alma. 

 

¿Cómo se resetea al Alma? Escuchándola, el Alma es algo que se escucha en silencio y de manera reflexiva. Además, Aries es también tu zona del Alma, porque el Alma es lo más privado de cada uno de nosotros pero también es todo lo que nos compone.

Lo que sentimos, pensamos, queremos, decimos, etc… todo eso compone a nuestra Alma. Podríamos decir que nuestra personalidad está compuesta por nuestra Alma; somos lo que nuestra Alma es. 

Si te estoy hablando tanto de esto es porque este reseteo, que se da una vez al año cuando el Sol entra a Aries, toca a los Nodos del Karma Dracónicos, los del Alma. Entonces, aquí estamos hablando irte muy pero muy adentro de ti para escuchar lo que ésta te quiere decir. Muchas personas te pueden decir qué hacer, aconsejarte o tú puedes tomar tus propias decisiones pero la pregunta aquí es, desde dónde las estás tomando. ¿A quién escuchas o acudes cuando necesitas un consejo? Al Alma, y nadie puede interpretarte lo que tu Alma quiere, porque es tuya pero, la Astrología nos da herramientas para saber por dónde va la cosa y es lo que yo te estoy tratando de explicar; que este periodo es un reseteo a nivel álmico. Este equinoccio a ti te propone voltear al pasado para honrarlo y respetarlo, haya sido como haya sido y sepas que 1) el pasado es eso, pero también es una guía de qué si y qué ya no y 2) nadie puede ir a su futuro sin su pasado, ¿se entiende?

 

Aries no solamente simboliza al Alma, es la energía más privada de tu carta; eso que solamente tú sabes y sientes y aunque otros pueden saber, percibir u opinar tú eres la única persona que vive eso… Algo importante para este Equinoccio es que te cuestiones qué es lo que para ti significa estabilidad y te enfoques en eso y te respondas de manera honesta cómo está tu mundo emocional, ese que solamente tú conoces.  Aquí el objetivo es tu estabilidad y paz interior. 

Lo que sea que te esté quitando la paz o causando cierta sensación de incomodidad, déjalo. La paz es algo que cuesta, porque involucra sacrificios. Ahora, no te estoy diciendo que no tengas paz o que habrá paz en tu vida o que tendrás que hacer un sacrificio por ella… lo que te estoy diciendo es que la paz, este sentimiento de estabilidad y armonía en general es algo que se alcanza… y todo lo que se alcanza representa trabajo y por ende, uno sacrifica o deja ir ciertas cosas; y todos sabemos que dejar ir no es fácil.

 

Por otro lado, este Equinoccio también trae a la mesa temas familiares, responsabilidades extras contigo o en tu casa, con la familia o en los proyectos que estés involucradx, también posibles mudanzas, si es que esto es de tu interés…tener tu propio espacio o irte a un espacio donde te sientas más en paz… a empezar un nuevo ciclo. 


Aries es energía de independencia y liderazgo, cuestiónate qué papel o rol juegas dentro de tu familia y qué significa el concepto de “familia” para ti; pues la familia es quien de una manera u otra nos sostiene pero hay muchas veces que los vemos o nos ven

más como una carga… ¿qué está siendo una carga para ti, con qué que no te corresponde (o por lo menos ya no) estás cargando y qué lo más importante: como estamos hablando de un reseteo, qué piedras le quitas a tu mochila para viajar más ligero?

Acuario de Sol o Ascendente

Cada vez que el Sol entra a Aries tenemos el Nuevo Año Astrológico y es en donde se produce un reseteo a nivel colectivo e individual. Es una vez al año que tú tienes la oportunidad de compararte con tu yo del ayer y ver cómo cada vez va cambiando más tu manera de pensar... 

Este año es especialmente importante porque este Equinoccio (la entrada del Sol a Aries) es una oportunidad para verdaderamente liberarte de antiguas formas de pensar, de creencias, verdades y juramentos que ya no vienen contigo al caso; es decir, con lo que te estás convirtiendo poco a poco. Si tu manera de pensar está cambiando, ¿por qué tú no? Cuando uno piensa diferente, atrae diferente, hace diferente y manifiesta diferente y por ende, se rodea de gente diferente y esto es en parte, una de las propuestas de este año que es el de tu ERA - liberarte de lo viejo e incluirte a lo nuevo.

Ahora, por los próximos tres meses tienes la oportunidad de ser tú quien ya no solamente escucha, también opina y defiende 

sus posturas; eres tú quien tiene el poder de convencer y atraer lo que te propongas. Son tres meses para negociar, pactar o acordar algo importante desde un mejor lugar: donde las cosas se hacen a tu manera, a tu conveniencia pero siempre pensando

en lo justo, conveniente para todos y equitativo porque Acuario es una energía honesta y, como te dije, estamos en tu era; Júpiter y Saturno están en tu signo y ambos planetas defienden los principios que te estoy diciendo comentando además de que ellos se encargan de algo que nos domina, el tiempo... Y, este equinnoccio viene a mostrarte que algo está por cumplir su "tiempo" - Todo tiene su tiempo, todos tenemos nuestro tiempo y aunque todos estamos controlados por el tiempo, cada uno de nosotros va a su propio ritmo, y esto es algo importante por este periodo: ir a tu propio ritmo comprendiendo y respetando al tiempo. Algo que tiene ritmo no para, y tú tampoco...

Por otro lado, este Equinoccio tiene que ver también con la palabra: todo lo dicho y todo lo no dicho, todo lo pensado y no expresado y todo lo reprimido pero escondido. Te lo dejo a tu imaginación... Son tres meses para mejorar y trabajar en tu manera de expresarte y comunicarte; nada en este mundo tiene más poder que la palabra y este es el regalo del Equinoccio para ti: la palabra.

Piensa, habla y actúa de manera congruente. 

Piscis de Sol o Ascendente

Buda dijo que el apego a las posesiones es la causa de la infelicidad. 

 

¿Qué entendemos por posesiones? Todo lo que es, o creemos que es nuestro; y lo que es “nuestro” muchas veces no solamente son nuestras cosas. ¿Cuántas veces no creemos consciente o inconscientemente que hasta las personas son nuestras o “nos deben algo”? 

 

Todo lo que nosotros poseemos puede ser tangible o intangible y, el punto de este horóscopo especial del Equinoccio que se dio el sábado 20 de marzo con la entrada del Sol a Aries es hablar un poco de lo que tenemos de manera física y tangible y, más importante, que muchas veces se nos olvida, de lo que hay dentro de nosotros: eso que no podemos comprar; eso que es únicamente nuestro y que nadie nos puede quitar. El Sol en Aries marca un periodo de tres meses donde nos mejoramos a nosotros mismos y además empezamos a generar más partiendo de nuestras habilidades y talentos natos. Es un periodo no de sembrar, si no de cosechar… Así qué te pregunto dos cosas, ¿qué tienes tú que no tengan los demás y como lo podrías usar a tu favor para destacar y, cuál es tu peso en oro? Aquí estamos hablando de recursos internos. Por otro lado, te cuento también que no solamente esto es lo que deberías explotar, también proteger; en otras palabras, hay partes tuyas que no son para cualquiera y cosas que no todos tienen que saber de ti porque podrían usarlo en tu contra o que se generen sigilosamente energías de envidia entre la gente que te rodeas. 

 

Como estamos hablando de inicios y reseteos (de esto trata el Equinoccio), fíjate bien en qué estás invirtiendo, o vas a invertir tu tiempo, energía y recursos en general. Hay partes tuyas, que otros quisieran “tener” y viceversa, en los otros puedes llegar a ver lo que te falta, quieres tener, o puedes llegar a ser. Y esto nos lleva también a hablar de algo muy importante, sentimientos de inseguridad, incertidumbre, inestabilidad, miedos racionales o irracionales y lo que es una sana autoestima. Todo este tipo de cosas muchas veces nos llevan a compararnos con los demás, para bien o para mal, ya que de una manera u otra, en los otros nos reflejamos. 

 

¿Cuál es el punto de todo esto? Tenerlo claro y en su lugar; lo tangible va en el cajón de lo tangible y esto se agradece, se valora y se encuentra la manera de retenerlo y hacerlo crecer. Nuestros recursos internos son nuestros dones, talentos y habilidades que tenemos y que nos sirven en el mundo de afuera y lo que falta, o creemos que nos falta es algo que se anhela, pero que no debe dominarnos, si no inspirarnos; este Equinoccio se trata de trabajar por eso hasta tenerlo y/o integrarlo en ti. 

 

La llegada del Sol a Aries te da un periodo de tres meses para cultivar dentro de ti nuevos valores o retomar lo que habías olvidado; si te pregunté cuál es tu peso en oro, también te pregunto qué ya no sigue siendo tan importante para ti que antes si. Cuestiónate que no sigue siendo tan relevante ya, qué que antes era “vital” ya no lo es tanto y qué es lo que más valoras ahora o qué anhelas “tener” por que muchas veces anhelamos aquello que queremos tener y descuidamos lo que actualmente tenemos. Además, ponemos nuestra atención en aquello que valoramos. Así que, este “horóscopo” trae el siguiente consejo para ti: enfócate en lo que más valoras, aléjate de lo que ya no valoras y trabaja por aquello que quieres tener (y por ende valorar). Todas nuestras relaciones están formadas en base a eso; a lo que valoramos. Y, ¿por qué te estoy diciendo esto? Porque Neptuno está en tu signo (desde el 2011 y hasta el 2025) y durante este Equinoccio, él estuvo muy cerca de Venus y Mercurio todavía en tu signo. ¿Qué quiere decir toda esta combinación? Por un lado, que es una “invitación cósmica” a que te vuelvas más consciente de ti, de cómo se ha venido moldeando poco a poco tu personalidad, cada vez más afín a tu verdadero Yo y por otro lado, que te cuestiones cómo son tus procesos mentales (de qué manera “filtras” todo tipo de información), y desde dónde y cómo te estás o no relacionando. Con Venus en tu signo durante el Equinoccio, marcan un “renacimiento” en cuestiones económicas y amorosas, que va de mediados de febrero de este año y hasta mediados de marzo del siguiente año. Para algunos Piscis esto podría interpretarse como un reborn from the ashes. 

 

Recapitulando cuánto has cambiado (hablando de tu personalidad), sería bueno viajar al 2019, que fue cuando tus dos regentes, Júpiter y Neptuno estuvieron en tensión; Júpiter “sacando basura” y Neptuno “confundiéndote” pero ambos jalándote más hacia un Yo más real y tal vez acercándote a tu verdadera vocación. Y esto es también algo importante para este Equinoccio: tu vocación, a lo que te dedicas o quieres dedicarte con pasión. 

 

Por otro lado, la Luna Llena y Nueva que tendremos primero en Libra y después en Aries entre finales de marzo y mediados de abril traen a la mesa además de los temas que te mencioné más arriba, cuestiones económicas y/o que tengan que ver con cuentas conjuntas; es decir, algo que es tuyo y también de alguien más… Separa lo que es tuyo y lo que te corresponde, cuestiónate qué compartes y qué no deberías compartir (qué es eso que no es negociable) y si estás pensando invertir tus recursos reales o emocionales, qué tanto vale la pena; pero recuerda que estas Lunas te invitan a abrirte, a compartir. 

 

Por último, te comentaba que durante el Equinoccio Mercurio estaba en tu signo, y el estaba conversando con Urano, el planeta del cambio - Aquí hay una invitación a pensar desde un lugar más “liberar”, este contacto habla de conexiones excitantes y también muy distintas. Propónte pensar “diferente” ya que lo que esté iniciando posiblemente no te deje en el lugar que te imagines… así es Urano. Lo que fue tu temporada, te está preparando para la visita de Júpiter en tu signo, que será entre mediados de mayo y finales de julio. Son estos meses donde tienes un sneak peak de tu 2022. Meses clave, donde nuevas oportunidades se te abren y ves qué es lo que debe ser resuelto antes de que se agrande. 

 

Otros temas que serán relevantes durante este periodo, son el inicio o finales de relaciones kármicas, cuestiones familiares, de hogar y lo más importante: el sentimiento de pisar tierra firme. 

 

La llega del Sol a Aries te da un periodo de tres meses para cultivar dentro de ti esos valores que habías olvidado y cuestionarte qué es lo que valoras ahora. ¿Qué ha perdido su valor y qué es lo “nuevo” que estás valorando ahora? Todas nuestras relaciones se han formado, están formadas y se formarán a partir de lo que cada uno de nosotros valora. 

 

Aries es tu zona de recursos y también de valores y, como Neptuno ha estado muy activo últimamente en tu signo

 

Neptuno llegó a tu signo desde el 2011 y no se va hasta el 2025, son años donde la personalidad va tomando una forma cada vez más diferente, más afín. Cuestiónate cuánto ha cambiado tu manera de verte a ti, a lo que te rodea y a los demás de años para acá - especialmente desde el 2019 que fue el año que tus dos regentes estuvieron en tensión prácticamente todo el año. Júpiter recogiendo la basura y Neptuno acercándote cada vez más a ti.