VIBRANDO CON LA ENERGÍA
MÁS ALTA DE PISCIS

2022

Un poco del 2022....

La energía de Piscis va a estar muy latente todo el 2022 ya que Júpiter llegó finalmente a Piscis el 28 de diciembre del 2021 y se queda en este signo hasta el 10 de mayo del 2022 para entrar a Aries hasta finales de octubre y volver a Piscis para quedarse hasta el 20 de diciembre del 2022 y no volver en 12 años más.

Piscis es un signo que tiene dos planetas regentes, Júpiter y Neptuno y ambos van a estar juntos en su propio signo durante este 2022 y se unirán el 12 de abril, algo que no hacían desde el año 1856. Ambos planetas hablan de FLEXIBILIDAD, de nuestra capacidad de adaptarnos a... porque todo aquello que no esté "anclado" tiene altas probabilidades de ahogarse. 

Piscis es el signo de los ideales, de la compasión, de la ternura, de la auto disolución, de la vulnerabilidad, de la rendición a los sueños rechazados. Es el signo más universal, el del amor incondicional; el del arte y la creatividad, de la música y de la magia. El de la unión total, el que da sin condiciones, el signo de la empatía, de la espiritualidad, de la conciencia cósmica, de la trascendencia, de la devoción, del romance, del auto sacrificio, de las visiones, de la capacidad de dejar ir, de fluir y también del caos y del escapismo. 

Júpiter es dios de muchas cosas y entre de las muchas cosas con lo que lo relacionamos en la Astrología es con la educación superior, el crecimiento y la expansión; y, si lo vemos como un personaje psicológico que habita dentro de cada uno de nosotros, él es una especie de guía y/o maestro interior, pues donde está en la carta es en donde buscamos crecer y por el signo y la casa que transite está ahí la oportunidad de todo tipo de crecimiento pero Júpiter (como todos los planetas) tiene expresiones positivas y expresiones negativas. Lo positivo de Júpiter está ligado con la fe, con la confianza en un poder superior o en un Plan Mayor, con la confianza y el optimismo, con la comprensión, con las ganas de mejorar personal, con el aprendizaje en general, con la exploración, con ensanchar nuestras visiones y/o perspectivas, con la sana ilusión y con la esperanza. Pero, en sus expresiones negativas nos podemos encontrar con un exceso de confianza, con el despilfarro, con el desperdiciar, con la dispersión de nuestra energía, con la pereza, con el auto descuido, con el aprovecharse de..., con el abarcar o prometer de más y con las desilusiones por el exceso de las expectativas.

Neptuno es un planeta transpersonal y todos los planetas que están dentro de la órbita de Saturno (del Sol a Júpiter), Neptuno se les hace muy extraño... las energías de Neptuno son así: extrañas, bizarras, místicas, misteriosas, no claras o visibles, etc. Neptuno es un planeta que no está ligado al plano terrenal en el que nosotros vivimos y su apego no es precisamente a lo material. Además, es más irracional que racional y no le presta mucha atención al Ego, por es conocido como el Gran Disolvente del Ego. 

Neptuno también tiene muchas caras. Él es el dios del los mares y el Neptuno mitológico no era precisamente un personaje pacifista, más bien su personalidad era muy tormentosa; él se dejaba arrastrar mucho por sus instintos y llegaba a ser vengativo y cada vez que este dios se enojaba, producía algún tipo de desastre natural. Por otro lado, Neptuno, también es el dios Dionisios: el dios del vino, el dios loco y quien está ligado con la psiquiatría. Tanto Piscis como Neptuno están ligados con todo tipo de vicios y con la salud mental y este tema, el de la salud mental es algo que sí o sí debe ser prioridad desde hace mucho tiempo pero desgraciadamente para muchas culturas esto sigue siendo una especie de tabú y pienso que este año va a tomar mucha importancia.

Venimos de un 2021 donde el elemento que estuvo cargado fue el Aire, a quien lo relacionamos con la función psicológica del pensamiento.

El Aire es el elemento de la Era de Acuario y desde finales del 2020 empezó un ciclo llamado "Solid Air Cycle" de 200 años indicando que es la humanidad la que puede crear un nuevo futuro digno de vivir.

 

Este 2022 el Cielo estará a ratos cargado de Agua, función psicológica relacionada con el sentimiento y esto por un lado nos dice que sintamos más y pensamos menos PERO Saturno sigue en Acuario y aquí tenemos que encontrar un balance entre mente y corazón y esto va a ser uno de los grandes retos del año, ¿a quién escuchar o seguir? Quizá para muchos la mente les diga una cosa y el corazón otra... ¿A qué venimos a este mundo, a pensar o a sentir? Este es un año definitivamente para seguir lo que nos dictan nuestros sentimientos sin caer en extremos, excesos, expectativas o ilusiones irreales... recordemos los peligros de Júpiter: todo tipo de excesos. 

De una manera u otra es un año alquímico y como el Nodo Norte llega a Tauro recordemos que la Alquimia de hoy en día es que con paciencia todo se puede convertir en oro. Por otro lado el 2022 trae HAMBRE, pero otro tipo de hambre: hambre espiritual. Espiritual simplemente significa ser y estar y está ligada con la condición de nuestro espíritu - nuestro cuerpo más alto.

Let's make 2022 our Golden Year!

Mako.